¿Necesito una silla de ruedas?

Departamento Terapia Ocupacional ADEMM.

¿Por qué puede ayudarme?

  • Porque puedes ir a más sitios.
  • Porque no estarás pendiente de los bancos que encuentres por la calle.
  • Porque disfrutarás más de tu entorno social, de tu tiempo libre y de tu familia.
  • Porque no te fatigarás tanto.
  • Porque podrás hacer más viajes, conocer más lugares.
  • Porque en esos momentos que sientes que andar te cuesta, la silla de ruedas puede ayudarte a seguir con tu actividad.
  • Porque puede reducir la espasticidad en tus piernas, cuando ya te cueste continuar andando.
  • Porque siendo tu evolución la misma, la silla te ayuda a llegar más lejos.

20160218 FOTO T.O..JPG

La silla de ruedas es posiblemente el producto de apoyo más temido por los afectados de esclerosis múltiple (EM). Para la mayoría de los afectados supone un punto de inflexión en la evolución de la enfermedad, resistiéndose por ello a su uso. Es algo claramente entendible si se ve sólo su parte negativa y si se percibe como un avance en la enfermedad y no como una ayuda para hacer más fácil la vida diaria.

Una silla de ruedas tiene como objetivo principal permitir al usuario la máxima funcionalidad, comodidad y movilidad. No es un elemento limitador sino al contrario, un facilitador de todas esas actividades a las que de manera más o menos consciente se ha tenido que ir renunciando.

¿Qué es importante que tengas en cuenta a la hora de adquirir una silla de ruedas?

Recibir asesoramiento dirigiéndote al departamento de Terapia Ocupacional  en las organizaciones que trabajan con afectados de EM. Desde allí, te ayudarán a hacerte con una silla:

  • Adecuada a las medidas antropométricas, a tu altura, tu peso…
  • Adaptada al entorno donde la vas a usar.
  • Con los accesorios y adaptaciones que necesites, en función de si necesitarás por ejemplo, un soporte de bastones o alguna ayuda para la espasticidad en tus piernas.

Es recomendable que el propio usurario se desplace a la ortopedia donde se va a adquirir la silla y que haya un terapeuta ocupacional especializado. Es importante contrastar precios, valorar servicio de post-venta y taller, así como probar la silla de ruedas antes de pagarla.

Entonces, volviendo a la pregunta ¿Necesito una silla de ruedas?, podríamos cambiarla por: ¿Quiero una silla de ruedas? Así a priori, puede parecer que nadie querría utilizar una silla de ruedas pero si piensas en todo lo que puede ayudarte a conseguir, es posible que sí la quieras.

Leer más…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s