¿CÓMO ELEGIR UNA SILLA DE RUEDAS EN ESCLEROSIS MÚLTIPLE?

Departamento Terapia Ocupacional ADEMMadrid.

En la entrada anterior del Departamento de Terapia Ocupacional dejamos pendiente tratar de manera pormenorizada los criterios que debemos tener en cuenta a la hora de elegir una silla de ruedas (SR) con el fin de garantizar que sea útil y que verdaderamente facilite la participación en las actividades cotidianas, que es su principal misión.

La elección de la SR en esclerosis múltiple (EM), es quizás más compleja que en otras patologías por las propias características de la misma: carácter progresivo, curso fluctuante, aspectos emocionales, alteraciones posturales, fatiga…

20160413 Cómo elegir una silla de ruedas en EM.JPG

Fuente de la imagen: ADEMMadrid.

Se puede decir que la adquisición de una SR conlleva 7 fases:

1. DEMANDA:

La petición puede ser por parte del usuario, por parte de un familiar o de un profesional (fisioterapeuta, médico…) que pueden observar ciertas necesidades.

2. VALORACIÓN:

Recomendable que sea realizada por un terapeuta ocupacional (TO)

3. IDENTIFICACIÓN DE OBJETIVOS Y NECESIDADES:

Debe ser realizada en conjunto entre el usuario, el TO y si fuera necesario los familiares/ cuidadores.

4. SELECCIÓN DE LA SR:

Para seleccionar la SR existen 3 criterios básicos:

4.1.Adecuada al usuario:

  • A las medidas corporales: Ancho de caderas, longitud de la pierna…
  • A las capacidades funcionales: Fuerza de los miembros superiores, limitación articular de miembros inferiores, control de tronco, control de cabeza, espasticidad, control de movimientos, funcionalidad de la mano, fatiga…
  • A la capacidad cognitiva
  • A la capacidad visual
  • A la posibilidad de realizar las transferencias de manera independiente.
  • Al estado de la piel.

4.2. Adecuada al uso: Al día a día del usuario (Uso permanente o puntual, tipo de trabajo, aficiones, si se va a usar solo o con ayuda…)

4.3 Adecuada al entorno: A los espacios donde va usarse, si se va usar dentro de casa o no, si tiene que subir en el ascensor, si va a subir y bajar del coche, si se va a usar en el campo o en zonas adoquinadas…

A estos 3 criterios básicos debemos añadir otros aspectos a tener en cuenta como son la seguridad, comodidad, estética…

5. DETERMINACIÓN DEL MODELO O MODELOS DE SR que se adaptan a las necesidades y particularidades individuales (SR manuales, posicionadoras, eléctricas, scooter…)

6. PRUEBA: No sólo en el establecimiento ortopédico sino en el entorno real.

7. ADQUISICIÓN Y REVISIÓN: Antes de la adquisición tener en cuenta precios- servicios postventa de las ortopedias. Después de adquirirla, una vez al año o si se ha producido algún cambio significativo, debe hacerse una reevaluación para ver si sigue siendo adecuada al usuario o hay que hacer alguna modificación.

Como podéis ver, elegir una SR conlleva un proceso minucioso que requiere de la ayuda de un profesional especializado. Por eso, os animamos una vez más a solicitar asesoramiento a los terapeutas ocupacionales de la entidad.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s