Ejercicio físico y Esclerosis Múltiple.

Dra. Susana Muñoz Lasa.

Médico Rehabilitadora ADEMM.

“Para hacer ejercicio pasea con alguien que te acompañe de buen grado, preferentemente un perro”.

                                                        David Brown

El ejercicio físico es uno de los pilares de la salud, se tenga una enfermedad de base inmune o no. Ha demostrado sus efectos beneficiosos  en muchas enfermedades como el cáncer, en el que se ha demostrado que una dieta saludable, acompañada de actividad física moderada y un control del peso, puede prevenir entre un 15 y un 30 por ciento de los tumores. (Antonio Agudo, investigador del programa de investigación en epidemiología del cáncer del ico _instituto catalán de oncología). El ejercicio de alta intensidad, por ejemplo, a través de la adrenalina, moviliza las células NK que destruyen los tumores[1]. Entonces, estos efectos sobre la inmunidad, ¿podrían beneficiar a las enfermedades autoinmunes? Sí, pero hay algunos factores que tenemos que tener en cuenta.

ironman-runner-training.jpg

Fuente de la imagen: http://www.publicdomainpictures.net/pictures/160000/velka/ironman-runner-training.jpg

La mayoría de las enfermedades de base inmune cursan con una fatiga que podríamos definir como invalidante. En la Esclerosis Múltiple es muy constante e intensa, limitando a los pacientes la realización de gran parte de las actividades de su vida cotidiana. Pero no solo se produce en Esclerosis Múltiple. Lupus, hipotiroidismo, miastenia, síndrome de la fatiga crónica, artritis reumatoide…todas ellas cursan con una intensa fatiga por lo que el ejercicio físico ha de ser pautado, razonable y controlado.

Pautado, porque un profesional (médico, fisioterapeuta, terapeuta ocupacional…) debe decirnos que, como y en qué condiciones debemos realizar el ejercicio físico.

Razonable porque no debemos exceder aquello que nuestro cuerpo puede realizar. Las enfermedades de base inmune no son como el deporte, que cuanto más entrenas, más desarrollas tus capacidades. En estas enfermedades, cuando la fatiga aparece hay que pararse a escucharla, y ajustar lo que vamos a hacer a lo que podemos hacer. Algunas veces los pacientes de EM me cuentan que salen a caminar, y sienten que se fatigan, pero se fuerzan a caminar hasta la extenuación. Eso les perjudica porque como les intento explicar, en ese tipo de fatiga es el sistema nervioso central el que está fallando, no el músculo. Y por mucho que le fuerces, el músculo no responderá porque lo que le faltan son las baterías. Siéntate, descansa, y en una media hora, reanuda la marcha. Conseguirás tu objetivo igual, solo tardarás un poco más de tiempo.

Controlado porque un exceso de ejercicio puede ser tan perjudicial como la ausencia total de él. Pero si lo realizamos con cabeza, no hay límites que nuestros pacientes no puedan alcanzar. Ramón Arroyo, un paciente con Esclerosis Múltiple, completó un ironman (la prueba más dura que existe, 3,8 kilómetros nadando, 180 kilómetros en bicicleta y para rematar, 42,195 kilómetros corriendo) en 2013. En sus propias palabras: “Yo no soy ninguna persona especial; soy una persona absolutamente normal… pero desde luego no me voy a quedar en casa. En muchas cosas de mi vida no he sido el más rápido o el mejor, pero rendirse no ha sido una opción.” Pero, como él mismo dice, “Todos tenemos nuestro Ironman. A los afectados  os pido que os planteéis vuestro Ironman. El Ironman es una distancia y cada uno tiene su distancia.” Os recomiendo su libro, “Rendirse no es una opción” [2]. El ser humano es verdaderamente increíble.

Por ello, vamos a ver cuál sería la mejor actividad física para nuestro Ironman particular. Este ejercicio va a tener efectos muy beneficiosos generales (cardiovasculares , respiratorios..) pero además , se ha visto que en determinadas circunstancias, el ejercicio físico puede tiene un efecto anti-inflamatorio que podría ser beneficioso en el conjunto de enfermedades a las que nos estamos refiriendo[3].

En mi opinión, el mejor ejercicio para estas enfermedades es el ejercicio aeróbico suave. Yo comenzaría por caminar. ¿Qué puedes 50 metros? 50 metros. ¿Qué puedes 200? 200 metros. ¿Qué llegas a un kilómetro? Un kilómetro. Después, párate, descansa, y cuando te recuperes de la fatiga, otro poquito más. Lo más importante es ser constante, empezar a caminar todos los días. En especial para los pacientes de Esclerosis Múltiple (a los que les afecta muchísimo el calor) pero en general para todos los demás, evitando, en los meses de verano, las horas centrales del día.

Después, se puede añadir natación. ¿Cuál es el mejor estilo? Pues si se sabe nadar bien, cualquiera de ellos. Si no se sabe nadar, evitar braza y crol, ya que en braza se tiende a levantar excesivamente la cabeza y posteriormente hay dolores en el cuello y la espalda, y en el crol, los giros de cabeza pueden producir dolores cervicales. Nadar suavemente, sin metas. Como al andar. ¿Puedo hacer un largo? Pues lo hago. ¿Llego a diez? Pues hago diez. Hay que recordar que la natación es un ejercicio magnífico para el cuerpo pero que  no trabaja sobre la osteoporosis. Algunas veces los pacientes nos lo preguntan. No, la natación no hace que se deposite calcio en los huesos. Pero es beneficiosa en otros muchísimos aspectos de nuestra salud.

¿Pueden montar en bicicleta? Montar en bicicleta (de paseo o estática) es recomendable con algunas precauciones. El pedaleo como inicio debe  ser suave y lento pero sostenido durante un periodo de tiempo, que puede ser de 10 minutos inicialmente, para luego ir aumentando el tiempo y la intensidad. En la bicicleta estática no se recomienda poner resistencia. Pero hay que tener precaución en aquellas enfermedades autoinmunes que cursen con afectación articular en la rodilla, ya que ésta se trabaja mucho durante el pedaleo y puede llegar a ser dolorosa. Y parar en el momento en que aparezca la fatiga.

Bailar puede ser una opción muy agradable para hacer ejercicio físico. Un estudio realizado sobre pacientes con artritis reumatoide en clase funcional III[4] realizado durante 8 semanas mostró que podían realizarlo sin cansarse durante 25 minutos mejorando de forma global todas sus habilidades locomotoras. En general, bailar aporta todos los beneficios del ejercicio físico pero además es una actividad social compartida que también mejora mucho es estado anímico, la autoestima, la sensación de bienestar y la calidad de vida.

En nuestra Asociación nosotros hemos introducido un grupo de Pilates Terapéutico. Preferiblemente ejercicios de suelo. El método Pilates, o simplemente Pilates, es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por Joseph Hubertus Pilates, quien se basó en su conocimiento de distintas especialidades como gimnasia, traumatología y yoga, uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación. Al hablar del concepto Pilates o del Pilates Terapéutico debemos aclarar que los ejercicios son dirigidos para todo el grupo, teniendo en cuenta los problemas que cada persona padece. Es por ello por lo que el grupo no puede ser muy numeroso. Consiste en adaptar los ejercicios del método Pilates a las características de cada usuario con la finalidad de prevenir, aliviar el dolor y mejorar el esquema corporal. Sus beneficios son muy numerosos: favorecen la postura y el equilibrio corporal; trabajan casi todos los grupos musculares, grandes y pequeños, sin incrementar la masa muscular, mejorando  la condición física y mental del practicante. Puede reducir la ansiedad y el estrés, ya que, requiere mucha concentración para la realización de los ejercicios despejando la mente de los problemas personales, desarrollando así la concentración y atención. Y por último, puede ayudar en el tratamiento de la osteoporosis, ya que al estimular la formación de masa ósea, reduce el riesgo de fracturas. Este método está diseñado y aplicado por fisioterapeutas para uso específicamente en el área de la rehabilitación.

Además de todos los beneficios anteriormente mencionados, el ejercicio físico puede también ayudar a dormir mejor. Para tener un sueño más profundo, se recomienda actividad física entre cuatro y seis horas antes de irse a dormir. El ejercicio, al inicio, incrementa la actividad metabólica, la del sistema nervioso simpático (nos prepara para la acción, asciende la frecuencia de los latidos cardiacos) y también la temperatura corporal. Después, se va produciendo la reacción contraria, una curva descendente durante la cual disminuye la tasa metabólica, existe predominio del sistema parasimpático (responsable de las actividades que ocurren cuando el cuerpo está en reposo) y se reduce la temperatura corporal, lo que facilita la conciliación del sueño. El ejercicio aumenta además los niveles de serotonina. Para mejorar la calidad del sueño se recomiendan protocolo de 30 minutos unas tres o cuatro veces por semana. Otros estudios también señalan que  150 minutos de ejercicio a la semana podrían mejorar hasta en un  65% la calidad del sueño.

Por tanto, un paseo diario de 30 minutos puede aportarnos múltiples beneficios en las enfermedades autoinmunes. Después, cada uno, en función de sus capacidades, puede buscar su propio Ironman. Lo importante es realizarlo de acuerdo a las propias capacidades, sin comparase con nadie. Porque: el primer paso no te lleva a donde quieres ir, pero te saca de donde estas.

Bibliografía:

[1] Pedersen L et al, Voluntary Running Suppresses Tumor Growth through Epinephrine- and IL-6-Dependent NK Cell Mobilization and Redistribution. Cell metabolism, 2016.

[2] Ramón Arroyo: Rendirse no es una opción. Barcelona. Ed. Amat. 2016.

[3] Gleeson MBishop NCStensel DJLindley MRMastana SSNimmo MA. The anti-inflammatory effects of exercise: mechanisms and implications for the prevention and treatment of disease. Nat Rev Immunol. 2011 Aug 5;11(9):607-15.

[4] Moffet HNoreau LParent EDrolet M. Feasibility of an eight-week dance-based exercise program and its effects on locomotor ability of persons with functional class III rheumatoid arthritis. Arthritis Care Res. 2000 Apr;13(2):100-11.

2 comentarios en “Ejercicio físico y Esclerosis Múltiple.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s