NeuroFitness

Estos días de cuarentena en casa pueden hacerse pesados, recibimos menos estímulos sociales y exteriores al no poder salir. Esto puede pasar factura, no solo a nuestro cuerpo, también a nuestro cerebro. En redes sociales y en la televisión habéis visto muchas actividades e iniciativas para hacer desde casa y mantenerse lo mejor posible, yoga, entrenamiento físico, juegos, libros, etc. pero, ¿todas me sirven para entrenar nuestro cerebro?

Nuestra Neuropsicóloga Rosa, sigue cuidando y estimulando tu cerebro con Esclerosis Múltiple y, aunque estés en casa estos días, os propone un entrenamiento diario:

NEUROFITNESS ADEM Madrid

Un entrenamiento neuropsicológico diario con pequeños retos que tienes que seguir cada día.

El Neurofitness facilitará que tu cerebro se ejercite y se mantenga lo mejor posible en las áreas que más necesitas. Además, lo puedes hacer solo y en familia, siempre atendiendo a unas pequeñas instrucciones.

Cada día os vamos a lanzar un pequeño reto para vuestro cerebro. Tómatelo como un juego, todas las personas de la casa pueden participar, si bien, algunos de los retos serán más difíciles o habrá que adaptarlos para las personas más pequeñas de la casa, las más mayores o las personas con afectación cognitiva moderada alta.

En algunos de esos pequeños retos propondremos alterar la rutina, recordad que, para personas pequeñas, mayores, con deterioro moderado/grave, MANTENER LA RUTINA ES FUNDAMENTAL. De esta forma, cuando se propone alterar la rutina, se propone en el plano preventivo y de entrenamiento. Dependiendo de la propuesta, a veces el reto será posible y a veces no será lo más conveniente. Siempre que sea posible, haremos el reto en el mismo horario, de esta forma lo podrán predecir, sabrán que “alterar la rutina” va antes y después de una u otra tarea o actividad diferente…

Este entrenamiento lo vamos a hacer por redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, si no nos sigues todavía búscanos por @ademmadrid y dale a me gusta y seguir la página.

Lazaremos el reto todas las mañanas sobre las 10h, Así que atentos…

Además os iremos dejando aquí abajo el reto de cada día. ¿Empezamos?

RETO 1: ¡Con la otra mano!

Elegimos una o dos tareas, muy rutinarias, del día que realicemos siempre con la mano dominante, por ejemplo: lavarse los dientes o comer… Lo intentaremos realizar con la mano no dominante. Es decir, si soy una persona diestra, que hago mayoritariamente cosas con la mano derecha, intentaré lavarme los dientes o comer con la mano izquierda y viceversa, si habitualmente hago las cosas con la mano izquierda, intentaré hacerlas con la mano derecha.

¿Listos? ¡Vamos a neuroentrenar!

RETO 2: ¡Escribe con la otra mano!

Es una variante del reto de ayer de hacer algo rutinario con la mano no dominante. Teniendo en cuenta esa dominancia de la mano( es decir, si soy diestro, voy a trabajar con la mano izquierda y viceversa), diariamente escribir unas letras, unas palabras, incluso, una frase, con la mano no dominante. Nos podéis compartir qué tal ha ido e incluso subirnos fotos del reto conseguido

RETO 3: ¡Recordamos una lista de palabras!

Atención que vamos a hacer el reto en 4  pasos:

  1. Por la mañana después de desayunar, elaboramos una lista de 10 o 20 palabras y las escribimos.

Si no hay dificultades y hacemos esta tarea a modo preventivo, elegimos la  lista más larga, en otros casos ajustamos a 10, incluso a 5 si es necesario.

Las palabras las elegimos al azar, según nos vayan surgiendo. Si nos cuesta hacer esto podemos utilizar un diccionario o pedir palabras a otras personas de la casa.

  • Cuando tengamos la lista hecha, la leemos tres veces, con calma, intentando memorizar, la guardamos.

Cogemos otra hoja y sin mirar la lista,  tratamos de reproducirla, es decir, tratamos de escribir todas las palabras que recordemos de la lista.

  • A mediodía, sin mirar la lista de palabras inicial, hacemos lo mismo, las palabras que recordemos
  • Por la tarde repetimos la misma operación.

RETO 4: ¡A por las fotos antiguas!

Estar en casa tanto tiempo es un buen momento para repasar y revisar fotografías de la familia, las personas amigas… ¿Qué pasa si las vemos invertidas, al revés?

Nuestro #Neurofitness de hoy es intentar identificar todas las personas, los objetos, los lugares, .. que hay en las fotos viéndolas del revés. Además de poner en jaque a nuestro cerebro, tanto si se hace a solas, como en familia o con personas amigas, la risas están aseguradas…

E igual no lo hemos dicho, pero … la RISA ES EL EJERCICIO FUNDAMENTAL

RETO 5: ¡Mejorando tu concentración!

Coge un libro, revista, periódico, cuento … elige un párrafo y ponte a contar las palabras… Comienzas por un párrafo que no sea muy grande y a medida que te vayas acostumbrando,  suma otros párrafos y quién sabe si a lo largo de las semanas llegarás a una página completa…

Asegúrate de contar mentalmente, solo pasando los ojos por el párrafo, sin marcar con el dedo o puntero.

RETO 6: ¡Cuenta hacia atrás!

Un clásico para ejercitar tu cerebro. Comenzamos de 100 a cero, de uno en uno primero, de dos en dos después y finaliza con el conteo hacia atrás de tres en tres… ¿Que son pocos números y te sale fácil? ¿Te atreves de 500 o 1000 hacia atrás? De este ejercicio puedes extraer muchas variantes, tú pones el límite.

RETO 7: ¡Dibujo un recorrido!

Imagina un recorrido habitual que haces en el día a día, por ejemplo, la ruta que realizas desde tu casa a la tienda en la que compras la fruta. Cuando en tu mente esté claro ese recorrido, trata de dibujarlo, hazlo en formato de plano, en el que figuren todas los lugares y las cosas que recuerdas que te vas encontrando. Si este recorrido te resulta fácil, busca uno más largo y más complejo. Si te animas, lo puedes hacer con los distintos recorridos que haces o hacías a lo largo de la semana.

Nos adaptamos a nuestras posibilidades: Si nos cuesta coger el boli para escribirlo, si estamos acompañados, se lo podemos ir describiendo al otro y que lo vaya dibujando esa persona, o si no estás acompañado, trata de dibujarlo visualizándolo, en la mesa con un dedo.

RETO 8: ¡Asociamos teléfono y persona!

Con este reto entrenamos la capacidad asociativa. Elige algunas personas de tu agenda y trata de memorizar su número de teléfono generando alguna asociación con el nombre, el apellido, el lugar en el que vive, la profesión o quizás, el tipo de relación que os une… Repite esta tarea a los tres o cuatro días para asegurarte que las asociaciones han funcionado.

Continuamos con el reto 9 el lunes. Buen fin de semana

RETO 9: ¡Visualizamos letras!

En este reto vamos a visualizar las letras de nuestro alfabeto en mayúsculas. Cuando hemos recordado todas esas letras en el orden adecuado y nos aseguramos que lo estamos visualizando, haremos un recorrido despacito desde nuestra mente e iremos enumerando las que tienen alguna curva, por ejemplo: la A no tiene curvas, la B, sí tiene curvas…

Pero, trataremos inicialmente de visualizarlas, contarlas, no escribirlas.

Cuando tengamos el número total, sí podemos escribirlas y recontar… ¿Habremos acertado?

Nos adaptamos a nuestras posibilidades: Igual que en retos anteriores, si nos cuesta coger el boli para escribir, podemos marcarlas con el dedo en la mesa por orden y así comprobarlo igual.

RETO 10: ¡Observo en detalle y recuerdo!

Nos desplazamos muy despacito de un extremo a otro de nuestra casa. Iremos observando todo lo que encontramos en nuestro camino, TODO, desde los muebles, su forma y color, los elementos que hay sobre ellos, hasta los pequeños detalles, como esa mancha que lleva tiempo o el lomo del libro que asoma sobre el resto….

Cuando llegamos al otro extremo de la casa cerramos los ojos e intentamos recordar todos esos detalles. Anotamos en un papel todo lo que hemos visto y luego comprobamos.

Si estamos con otra persona, se lo narramos y comprobamos juntas… y por supuesto, alternamos, ahora lo hago yo y tú me acompañas y viceversa…

RETO 11: ¡La bolsa del tesoro!

Reunimos una serie de objetos pequeños, unos 10 objetos y los guardamos en una bolsa. Lo guardamos para otro día. Podemos preparar dos o tres bolsitas más. Si estamos acompañadas en casa, este paso previo no será necesario pues puede ser otra persona la que introduzca los objetos en la bolsa sin que sepamos cuáles son.

Con los ojos cerrados o vendados si es necesario, extraemos los objetos de uno en uno e intentamos, a través del tacto, identificar qué es.

Se puede hacer este mismo juego con olores, sobre todo si me cuesta manipular objetos. En este caso quién nos acompaña reunirá varios objetos, alimentos, etc., con los ojos cerrados o vendados, trataremos tan solo a través del olfato, identificar de qué se trata

RETO 12: ¡Escribimos al revés!

¿Te acuerdas de la lista de las 20 palabras que utilizamos hace unos días?, las recuperamos y  justo al lado escribimos la palabra al revés, es decir ordenamos las letras a la inversa, desde la última a la primera. Por ejemplo: casa – asac

En este caso hay variante para quién tenga dificultades para escribir. Recuperamos las 20 palabras (las hemos podido buscar por internet o en algún texto) y hacemos la misma tarea deletreando a la inversa pero, sin mirar la palabras. Para asegurarnos podemos hacerlo con los ojos cerrados.

RETO 13: ¡Describimos!

Hojea una revista y busca alguna foto que te guste, después piensa en 25 adjetivos que la describirían bien

RETO 14: ¡Construimos palabras!

Trata de construir todas las palabras que se te ocurran usando las letras que forman la palabra PROTESTA.

No repitas ninguna palabra

Si la letra solo figura una vez solo servirán palabras que tengan una sola vez esa letra ..

Si te ha gustado .. ,¿qué tal si juegas con más palabras?

RETO 15: ¡Identificamos sabores!

No podemos ir a un restaurante ahora pero seguro que en nuestra casa se cocina muy bien… Trata de identificar el sabor de los ingredientes que componen el plato que vas a comer hoy y…

 Ya que te pones… elige tres de tus platos favoritos (si son muy elaborados, mucho mejor) y trata de identificar en tu recuerdo todos, absolutamente todos los ingredientes que lleva cada uno de esos platos.. y si rememoras el sabor de cada ingrediente, el trabajo es más completo. Si tienes con quien compartir en casa mejor.. sino … ¿qué tal si lo compartes con alguna persona querida a través del teléfono?

RETO 16: ¡Formamos frases!

Selecciona una frase de un libro, revista o una que te inventes tú y luego intenta formar otra diferente a partir de las mismas palabras. Por si te cuesta elegir la frase.. aquí te dejo una:

“Jorge la miraba con intriga mientras ella tenía la mirada perdida en el horizonte, cuando un ruido interrumpió el silencio que reinaba en la habitación”

RETO 17: ¡Redecoramos con la imaginación!

Elige una estancia de tu casa, respira hondo varias veces y observa con detalle todo lo que hay en la habitación… Cuando tengas una fotografía clara en tu cabeza, cierra los ojos e imagínate:

Uno de los muebles de diferente color, por ejemplo, si en esa habitación a un sofá y el sofá es azul, imagínatelo rojo y así con otros elementos de la misma

Piensa en otra disposición de los muebles e imagínate que los desplazas de lugar… , ¿cómo quedaría la habitación? descríbela

Algunas veces has pensado en un mueble o elemento nuevo para esa estancia, puedes imaginar que lo tienes e intentar visualizarlo en distintos lugares de la estancia.

RETO 18: ¡Contamos una noticia!

Al despertar escucha las noticias en radio y televisión. Si no tiene que ver con el coronavirus, mucho mejor. Horas más tarde trata de explicar o explicarte una noticia en voz alta.

RETO 19: ¡Formamos palabras!

Cuando leas una palabra, piensa en otras cinco que comiencen con la misma letra. Lo puedes hacer varias veces durante el día. ¿Qué tal si lo haces con una horquilla de 3 a 5 palabras?

Guárdatelas para el ejercicio de mañana.

RETO 20: ¡Sumamos palabras!

Con las palabras de ayer, haz una operación matemática en la cual las vocales tienen un valor de 5 puntos, las consonantes valen 2 puntos. Hay dos excepciones. La A siempre resta 3 puntos y la H suma 1.

Reto 21 ¡Visualizamos acciones!

Vamos a pensar una tarea cotidiana y vamos a pensar en los pasos que necesito para realizarla. Lo puedo escribir en un papel o bien contárselo a otra persona, aunque sea por teléfono.

Vamos a por un ejemplo: Para lavarnos los dientes, tengo:

1.Coger el cepillo de dientes 2. Coger la pasta de dientes 3. Quito la protección del cepillo 4. Abro la pasta 5. Echo la pasta sobre el cepillo 6. Abro el grifo 7. Mojo el cepillo 8. Cierro el grifo 9. Me llevo el cepillo a la boca 10. Me cepillo los dientes por cuadrantes 11. Cojo agua con la boca 12. Me enjuago 13. Escupo el agua 14. Limpio el cepillo 15. Cierro el grifo 16. Pongo la protección del cepillo 17 Guardo el cepillo y la pasta.

Como ves son muchos pequeños pasos que visualizo en detalle uno a uno. Puedo hacerlo con todas las tareas que se os ocurra, vestirme, elaborar un plato sencillo (como freír un huevo), ducharme…

Reto 22: ¡Percibimos nuestro cuerpo!

Este reto lo podemos hacer solos o con la ayuda de otra persona que viva con nosotros. Para hacer el reto es importante que llevemos manga corta o pantalón corto.

Vamos a coger una toalla pequeña y, si estamos acompañados, vamos a ir pasando la toalla por diferentes partes del cuerpo de los brazos o piernas de la otra persona estará con ojos cerrados. Al pasar la toalla la otra persona va a ir adivinando en que zona le estamos tocando. Después, cambiamos. Si estamos solos, vamos a recorrer con la toalla un brazo o pierna con ojos cerrados,  cuenta hasta 3 y paras. Intentas averiguar en qué parte del brazo te has parado.

Reto 23: ¡Veo, veo!

Recuerdas cuándo eras niño/a y jugabas al veo veo… pues Veo- veo… ¿qué ves? una cosita, de qué color… color, color….. blanco … y…¡a adivinar!!  Si lo hago con alguien genial… sino… yo lo puedo hacer en solitario… En este caso se puede utilizar una variante.. Algo así como … Voy a buscar tres cosas de color rojo en la sala en la que esté…. Más variantes… cosas cuadradas… o redondas… Podemos jugar con los colores, las formas, etc..

Reto 24: ¡Encontramos palabras!

Vamos a buscar palabras de 5 letras, solamente las de 5 letras… no valen si tienen 4  o tienen 6… 

¿Qué tal si intentamos encontrar unas veinte a los largo del día?

Reto 25: ¡Parecidos razonables!

Elegimos un elemento que tengamos en la habitación o en la casa. Lo observamos y buscamos parecidos razonables.. Hay que argumentar. Échale imaginación. Un ejemplo: el ratón del ordenador con sus parecidos razonables: un coche de fórmula uno, una nave espacial…

Reto 26: ¡ Contamos una historia!

Elegimos una historia, nos la podemos inventar o podemos elegir un cuento o una historia conocida. ¿La tenemos?. Bien. Ahora vamos a imaginare esa historia con varios finales diferentes, por ejemplo, tres o cinco finales diferentes..

Reto 27: ¡Deletreamos hacia atrás!

¿Todavía tienes aquella lista de 20 palabras que usamos en un primer momento? Recupérala, y si no, elabora una nueva. También puedes tomar una revista o un periódico y marcar 20 palabras diferentes ¿las tienes? Léelas y luego deletrea de forma inversa.

Reto 28: ¡A través del espejo!

¿Tienes un espejo en casa? seguro que sí. Coge tu reloj de pulsera o un reloj despertador, incluso el reloj de pared si es manejable y no pesa mucho y sitúalo frente al espejo. Trata de leer la hora mirando al espejo. Repite tantas veces al día como recuerdes.

Reto 29: ¡Palabras del diccionario!

Toma un diccionario, busca una palabra que no conozcas, lee su significado y sus diferentes acepciones y luego, trata de construir cinco frases en las que uses esa palabra y claro, que tengan sentido.

Reto 30: ¡Acciones al revés!

¿Te acuerdas hace unos días que se te pidió que hicieras la secuencia de pasos concretos de una acción o varias acciones cotidianas como por ejemplo lavarse los dientes? Bien. Pues ahora te vamos a pedir que hagas lo mismo, pero a la inversa. Narra la secuencia de pasos, ordenada, de diferentes tareas cotidianas pero desde el último paso al primero.

Reto 31: ¡Construimos historias!

Construye una historia con imágenes… ¿qué imágenes utilizar?. sí tienes revistas y periódicos en casa, puedes recortar fotografías, también puedes utilizar fotografías propias o imágenes que descargues de internet. Las tenemos. Ahora las ordenamos de tal forma que cuenten una historia con sentido, Podemos construir varias historias diferentes a lo largo del día. Sácale una foto y comparte.

Reto 32: ¡Trabalenguas!

Vamos a jugar con trabalenguas. Lee un trabalenguas varias veces e intenta decirlo cada vez más rápido sin equivocarte. Aquí te damos un ejemplo pero puedes buscar más…  (si conoces alguna página pública de trabalenguas para añadir el link, fenomenal… )

Reto 33: ¡Todo en su orden!

¿Sabes esa estantería en la que acumulamos tantas cosas? Vacíala en la tarde, pero antes, sácale varias fotos para que tengas referencias de cómo estaba todo colocado exactamente. Al día siguiente, sin mirar las fotos, trata de volver a ordenar las cosas, exactamente como estaban… Las fotografías te sirven como comprobante … Y ya, luego, si quieres, puedes decidir cambiarlas de lugar…

Reto 34: ¡Monedero a ciegas!

Introduce monedas y billetes de diferentes cantidades (si tienes en casa de todas mucho mejor) en un monedero o en una bolsita. Piensa en diferentes cantidades que tengas que entregar e introduciendo la mano en el monedero o la bolsita y sin mirar (puedes cerrar los ojos para asegurarte), trata de identificar con tus manos las monedas o billetes que necesitarías para hacer ese pago… Si hacer este ejercicio con otra personas puede ser más divertido.

Reto 35: ¡Cifras reflejadas!

Recuerdas el reto del espejo de las semanas pasadas, pues hoy retomamos una variante. Dedica un rato en la mañana a escribir en diferentes folios o cartulinas, series de números y haz lo mismo en la tarde, toma una cartulina con una de las series y sitúate frente al espejo, mirando al espejo, trata de leer el número que hay en esa cartulina. También lo puedes hacer con series de números que previamente haya escrito o te hayan escrito en el móvil o en la tablet.

Reto 36: ¡Abecedario al revés!

Muy fácil, … ¿repasas conmigo el abecedario? ¿lo tienes?. Pues ahora lo vamos a repetir de forma inversa.. z, y …. no tan fácil, ¿verdad?

Reto 37: ¡Emparejamos letras y números!

Aprovechando el ejercicio del abecedario, tenemos muy fresco en nuestra mente el abecedario y hemos entrenado recitarlo de forma directa y de forma indirecta…  pues hoy vamos a emparejar letras y números: primera letra del abecedario A, primer número de nuestro sistema 1, segunda B, segundo 2…. así, hasta la Z. Luego rescatamos alguna lista de palabras con las que hemos trabajado otras veces, ¿la tienes? sino, ya sabes, elaboramos otra. Convertiremos cada palabra en la secuencia de número correspondiente a la secuencia de letras que la compone. Ejemplo Cabe: 3,1,2,5.

Reto 38: ¡Dibujo el plano de mi casa!

Imagina tu casa desde el momento en el que entras por la puerta y ve dibujando todas las estancias. Busca la forma de diferenciar las puertas interiores de la puerta que da a la calle, las ventanas y los recovecos. ¿Tu casa es muy pequeña y lo haces rápido?, dibuja en cada estancia las cosas que hay en la casa: mesa, sillas , estanterías, plantas… Recuerda que no se evalúa el dibujo, si piensas que no se te da bien dibujar, puedes utilizar pequeños símbolos para ubicar las distintas cosas.

Reto 39: ¡ Buscamos palabras con una vocal!

Busca palabras que solo tengan una vocal, por ejemplo “amar”, “color” .. pues bien… qué tal si buscamos 5 palabras que solo contengas la a, 5, la e, 5 la i , 5 la o y 5 la u. Si te resultan pocas… ve a por las 10.

Reto 40: ¡Hablamos con vocales!

Recuperamos otro juego de la infancia…. Elige un párrafo e un texto que tenga por lo menos entre 8 y 10 líneas … (un libro, una revista, un periódico….). Lo leemos en voz alta… después cambiamos todas las vocales y leemos el texto solo con la “a”, luego con la “e”, luego con la “i”; , la “o”; y finalmente la “u”;… En voz alta … a ver como se nos da y si podemos reprimir la risa…… “a var cama nas va, a sa padamas rapramar la rasa”; jajajajjaja

Reto 41: ¡Describimos en detalle!

Siéntate tranquilamente en tu lugar favorito de la casa y cierra los ojos… Visualiza tu cocina… piensa en cómo están dispuestos los armarios… y ve armario por armario y balda por balda describiendo absolutamente todo lo que hay dentro… Si convives … cuéntaselo a otra persona y luego comprobad juntas… si puedes escribir .. escríbelo y luego comprueba y si no … puedes grabar lo que vas narrando y después comprobar si has acertado…

Reto 42: ¡Preparamos un viaje!

Vamos a preparar un viaje,  vamos a soñar un poquito,  y así, entrenar el músculo para cuando se pueda. Elige un destino, que no sea fácil, un lugar en el que no hayas estado y si es posible que esté muyyyyy lejos. Prepara un viaje como si realmente lo pudieras hacer en un mes o un par de meses. Hazte todas las preguntas para que no queden cabos sueltos:  Medios de transporte, alojamientos, desplazamientos entre los diferentes lugares a visitar, qué ver y visitar  en esos lugares, información sobre accesibilidad y espacios adaptados, gastronomía, moneda (si fuera necesario), en fin, todo lo que se necesita saber para organizar un buen viaje. Quién sabe, igual luego lo puedes aprovechar para unas buenas vacaciones cuándo se pase todo esto.

Reto 43: ¡Reformamos la casa con la imaginación!

Reforma tu casa, sí, sí, ¿puedes imaginar tu casa de forma diferente?. Recuerda que ya tenías hecho un plano así que ya te puedes imaginar una distribución diferente de los espacios y, dime, ¿cuántas cosas respecto a la decoración o la organización de esas estancias podrías cambiar? Incluso, puedes hacer varias reformas diferentes.  ¿Qué dos o tres formas reorganizaría los espacios de tu casa?

Reto 44: ¡Contamos personas!

Siéntate tranquilamente en un punto fijo (puede ser en la calle, parque, terraza, etc. ). Cronometra cinco minutos y fíjate solamente en las personas que pasan por delante de ti y se van hacia tu izquierda, ¿cuántas han sido? Bien, si quieres vuelve a hacer el ejercicio y contabiliza solamente las que se van hacia tu derecha.

RETO 45: ¡Mejoramos la concentración!

Mejorando tu concentración. Coge un libro, revista, periódico, cuento … elige un párrafo  y ponte a contar palabras…

Comienzas por un párrafo que no sea muy grande y a medida que te vayas acostumbrando, suma otros párrafos y quién sabe si a lo largo de las semanas llegarás a una página completa…

Asegúrate de contar mentalmente, solo pasando los ojos por el párrafo, sin marcar con el dedo o puntero.

Esto reto lo puedes hacer también en una terraza o tomando el aire en el parque.

RETO 46: ¡Contamos hacia atrás! 

Este reto lo puedes hacer también fuera, cuando salgas y este sentado tranquilo en un sitio que te guste.  Cuenta hacia atrás. Comienza de 100 a cero, de uno en uno primero, de dos en dos después y finaliza con el conteo hacia atrás de tres en tres… ¿Que son pocos números y te sale fácil? ¿Te atreves de 500 o 1000 hacia atrás? De este ejercicio puedes extraer muchas variantes, tú pones el límite.

RETO 47: ¡Dibujo un recorrido!

Si ya has salido alguno de estos días, seguro que has hecho itinerarios nuevos. Puedes hacer itinerarios nuevos fijándote en los detalles y luego realizar el ejercicio cuando llegues a casa. Imagina un recorrido habitual o nuevo que has hecho, por ejemplo, la ruta que realizas desde tu casa a la tienda en la que compras la fruta. Cuando en tu mente esté claro ese recorrido, trata de dibujarlo, hazlo en formato de plano, en el que figuren todas los lugares y las cosas que recuerdas que te vas encontrando. Si este recorrido te resulta fácil, busca uno más largo y más complejo. y si te animas, lo puedes hacer con los distintos recorridos que haces a lo largo de la semana. Si os cuesta coger el boli para escribirlo, si estás acompañado, se lo puedes narrar a otra y que lo vaya dibujando esa persona, o si no estás acompañado, trata de dibujarlo visualizándolo, en la mesa con un dedo.        


   

RETO 48: ¡Asociamos teléfono y persona!

Entrenando la capacidad asociativa. Elige algunas personas de tu agenda y trata de memorizar su número de teléfono generando alguna asociación con el nombre, el apellido, el lugar en el que vive, la profesión o quizás, el tipo de relación que os une. Repite esta tarea a los tres o cuatro días para asegurarte que las asociaciones han funcionado.

RETO 49: ¡Visualizamos letras

Visualizamos las letras de nuestro alfabeto en mayúsculas. Cuando hemos recordado todas esas letras en el orden adecuado y nos aseguramos que lo estamos visualizando, haremos un recorrido despacito desde nuestra mente e iremos enumerando las que tienen alguna curva. por ejemplo: la A no tiene curvas, la B, sí tiene curvas.

Pero, trataremos inicialmente, no escribirlas. Cuando tengamos el número total, sí podemos escribirlas y recontar. ¿Habremos acertado?

Igual que en retos anteriores, si nos cuesta coger el boli para escribir, podemos marcarlas con el dedo en la mesa por orden y así comprobarlo igual.

RETO 50: ¡Observo en detalle y recuerdo!

¿Recordáis este reto? Ahora lo vamos a realizar en el exterior.

Observamos bien el lugar en el que estamos fijándonos en los detalles, nos podemos desplazar despacito observando todo lo que encontramos en el camino, su forma, color, elementos, pequeños detalles, este papel en el suelo, la pintada en el muro, etc. Cuando llegamos al final de nuestro recorrido, nos sentamos, cerramos los ojos y tratamos de visualizar el recorrido con todos esos detalles. Comprobamos.

Si estamos con otra persona, se lo narramos y comprobamos juntas… y por supuesto, alternamos, ahora lo hago yo y tú me acompañas y viceversa.

RETO 51: ¡La bolsa del tesoro!

Reunimos una serie de objetos pequeños, unos 10 objetos y los guardamos en una bolsa. Lo guardamos para otro día. Podemos preparar dos o tres bolsitas más. Si estamos acompañadas en casa este paso previo no será necesario pues puede ser otra persona la que introduzca los objetos en la bolsa sin que sepamos cuáles son.

Con los ojos cerrados o vendados si es necesario, extraemos los objetos de uno en uno e intentamos, a través del tacto, identificar qué es.

Se puede hacer este mismo juego con olores, sobre todo si me cuesta manipular objetos. En este caso quién nos acompaña reunirá varios objetos, alimentos, etc., con los ojos cerrados o vendados, trataremos tan solo a través del olfato, identificar de qué se trata.

RETO 52: ¡Escribimos al revés!

¿Te acuerdas de la lista de las 20 palabras que hemos hecho en otros retos?, las recuperamos y justo al lado escribimos la palabra al revés, es decir ordenamos las letras a la inversa, desde la última a la primera. Por ejemplo: casa – asac

En este caso hay variante para quién tenga dificultades para escribir. Recuperamos las 20 palabras (las hemos podido buscar por internet o en algún texto) y hacemos la misma tarea deletreando a la inversa pero, sin mirar la palabras. Para asegurarnos podemos hacerlo con los ojos cerrados.

Reto 53: ¡Con la otra mano!

¿Recuerdas el primer reto que lanzamos?

Elegimos una o dos tareas, muy rutinarias, del día que realicemos siempre con la mano dominante, por ejemplo: lavarse los dientes o comer… Lo intentaremos realizar con la mano no dominante. Es decir, si soy una persona diestra, que hago mayoritariamente cosas con la mano derecha, intentaré lavarme los dientes o comer con la mano izquierda y viceversa, si habitualmente hago las cosas con la mano izquierda, intentaré hacerlas con la mano derecha. Tras varios meses,  ahora puedes comprobar cómo haces de nuevo esta tarea.

Reto 54: ¡Describimos!

Hojea una revista y busca alguna foto que te guste, después piensa en 25 adjetivos que la describirían bien.

Este ejercicio lo podemos hacer también sentados en el parque o en un sitio que nos guste, nos fijamos en un paisaje, situación o escena que vemos y la describimos con adjetivos.

Reto 55: ¡Construimos palabras!

Trata de construir todas las palabras que se te ocurran usando las letras que forman la palabra PROTESTA.

No repitas ninguna palabra

Si la letra solo figura una vez solo servirán palabras que tengan una sola vez esa letra ..

Si te ha gustado .. ,¿qué tal si juegas con más palabras?

RETO 56: ¡Identificamos sabores!

Ahora que podemos ir a un restaurante, con todas las medidas de prevención, vamos a darnos un capricho y retomar esa comida especial que nos encanta. Además vamos a aprovechar para retomar un reto que hicimos al principio de la cuarentena: Trata de identificar el sabor de los ingredientes que componen el plato que vas a comer. Antes de acudir al restaurante, elige ese plato o platos favoritos (si son muy elaborados, mucho mejor) y trata de identificar en tu recuerdo todos, absolutamente todos los ingredientes que lleva cada uno de esos platos.. y si rememoras el sabor de cada ingrediente, el trabajo es más completo. Compártelo con quien te acompañe, o cuéntaselo por teléfono.

Ahora sí, en el restaurante o en casa, disfruta del plato y comprueba si todos los sabores que has recordado, están en el plato o se te ha escapado alguno.

Reto 57: ¡Formamos frases!

Selecciona una frase de un libro, revista o una que te inventes tú y luego intenta formar otra diferente a partir de las mismas palabras. Por si te cuesta elegir la frase.. aquí te dejo una:

“Jorge la miraba con intriga mientras ella tenía la mirada perdida en el horizonte, cuando un ruido interrumpió el silencio que reinaba en la habitación”

Reto 58: ¡Escribo con la otra mano!

¿Habéis seguido haciendo este reto durante la cuarentena? Os proponemos retomarlo. Es una variante del reto que hemos hecho anteriormente de hacer algo rutinario con la mano no dominante. Teniendo en cuenta esa dominancia de la mano( es decir, si soy diestro, voy a trabajar con la mano izquierda y viceversa), diariamente escribir unas letras, unas palabras, incluso, una frase, con la mano no dominante. Podéis compartir con nosotros como ha ido la experiencia, ¿mejor esta vez?

RETO 59: ¡Contamos una noticia!

Afortunadamente las noticias van cambiando y ya con la desescalada encontramos noticias más positivas. Al despertar escucha las noticias en radio y televisión. Recuerda que, si no tiene que ver con el coronavirus, mucho mejor. Horas más tarde trata de explicar o explicarte una noticia en voz alta.

Reto 60: ¡Sumamos palabras!

Recuerdas tus listas de palabras, recupera una y con esas palabras, haz una operación matemática en la cual las vocales tienen un valor de 5 puntos, las consonantes valen 2 puntos. Hay dos excepciones. La A siempre resta 3 puntos y la H suma 1.

Un comentario en “NeuroFitness

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s