Cocina y Esclerosis Múltiple ¿Misión imposible?

¿Te gusta cocinar, pero hacerlo se ha convertido en una tarea que te fatiga y ya no te motiva? ¿Eres de l@s que piensa que se pierde mucho tiempo en cocinar y prefieres los platos precocinados? ¿Te gusta comer variado pero siempre comes lo mismo por miedo a enredarte en la cocina? Si has contestado afirmativamente a alguna de estas preguntas sigue leyendo, porque te voy a ayudar a reconciliarte con esta actividad tan importante.